LA NOTICIA DE TENER CÁNCER

La noticia de un cáncer….

 

Con seguridad usted ha conocido a alguien con cáncer y sabe que todo, todo después de una noticia como el cáncer tendrá un significado distinto en la vida de la persona y su familia.

 

Es tan difícil para el paciente como para la familia saber qué se debe hacer ahora. Por ello en esta nota se hablará sobre algunas de las cosas que pueden hacer tanto el paciente como la familia y los amigos de quien recibe este diagnóstico.

 

  • Informarse ha de ser importante para entender lo que está ocurriendo. Esto permitirá conocer qué es lo que está pasando en nuestra vida y serán útil para tener un sentimiento de control al respecto. Sabemos que la persona puede llegar a tener muchos cambios a la inclusión de un tratamiento. Cambios como la pérdida de peso, la caída del cabello, las nauseas, cambios en el estado del humor, depresión, pesimismo o intolerancia pueden aparecer en diferentes momentos. Por su puesto y también como “todos opinan” al respecto es válido sobre todo tener siempre en cuenta la opinión más importante: “la del paciente”.
  • Una buena comunicación con el médico tratante. Los términos de la medicina y el personal profesional no son términos que se manejan en el lenguaje cotidiano. Por esto es importante preguntar a nuestro medico los términos que yo no puedo entender y pedir explicaciones que en la mayoría de los casos el médico está dispuesto a explicar ya que está formado y preparado especialmente para ello.  De igual forma, estar atentos con la información ya que muchas veces la información que encontramos en la internet, por ejemplo, no siempre es la más adecuada porque expone casos inusuales, extremos o la información puede estar desactualizada. Siempre el médico va a hablar desde la experiencia médica y es el indicado para responder tus dudas.  Muchos estudios confirman que compartir nuestras experiencias con otras personas que ha pasado por lo mismo a través de los grupos de apoyo, el chat etc. nos ayuda a entender, asumir y vivir con esperanza y con calidad de vida.
  • El agotamiento físico, genera agotamiento emocionalmente fuerte. La noticia, el tratamiento y las relaciones personales pueden provocar muchas emociones, preocupación y angustia. Lo más importante en este momento es poder expresar estos sentimientos, tanto como poder aceptar y pedir ayuda a otros cuando sea necesario. Tener el acompañamiento de los profesionales de la salud, psicólogos y otros según se requiera, junto a familiares, grupos de apoyo, amigos etc. ha demostrado ser de gran ayuda en la recuperación del paciente de oncología.
  • Para familiares y amigos de la persona diagnosticada con cáncer, la mejor forma de ayudarle y acompañarle es seguir tratándole con normalidad, es decir como usualmente ha sido en el pasado; sin miedo, sin alejarse, entendiendo y aceptando sus reacciones o altibajos de ánimo. Recuerde que cuando el paciente debe tener internaciones en la clínica con frecuencia o tras largos periodos de obligatorio descanso esto puede generarle sentimientos de soledad y aislamiento. La experiencia clínica nos ha demostrado que al paciente le gusta y le hace bien recibir visitas, aunque deban ser en ocasiones cortas o a pesar de que no haya “mucho de qué hablar”. Si usted es familiar o amigo y no puede visitarle por razones de trabajo o distancia recuerde que siempre puede también escribirle, llamar por teléfono o enviar por correo un email. Estas comunicaciones tiene el poder de animar a su familiar o amigo. Si tiene dudas en si puede o debe visitarle no se quede sin preguntar a su familia o a su amigo si desea que le visite o debe hacerlo luego.
  • Los familiares de personas diagnosticadas con cáncer deben aprender a distribuir algunas tareas entre todos sus miembros, de manera que evitemos y prevengamos el agotamiento y la irritabilidad descargada en una o solo dos personas de la familia. Siempre es posible aceptar la ayuda externa de algún vecino de confianza, de otros familiares, de amigos de la familia, de la empleada etc. pero es muy importante que usted si está cuidando a un familiar no descuide tampoco su salud física y emocional, su alimentación, su descanso y su socialización.
  • Recuerde que aún lo difícil que puede ser la experiencia del cáncer en un familiar, amigo o en usted mismo, hemos visto cómo la vivencia de todos los procesos que le acompañan en muchas ocasiones también enriquece y fortalece la unión familiar, fortalece las demostraciones del afecto que muchas veces ocultamos, al igual que aprendemos de otros órdenes del amor y de las prioridades de lo que es verdaderamente importante en la vida de quienes nos rodean.

 

Por: Katiuska Vera

Psicóloga Clínica

Individual-Pareja-Familia

Tel consultorio 4 821 227

Bogota-Colombia