HERRAMIENTAS DE SUPERVIVENCIA PARA ENTRAR A LA UNIVERSIDAD

Herramientas de supervivencia en la Universidad.

 

Entrar a la Universidad no es nada fácil. Y no me refiero exactamente a la preparación de esa primera entrevista de selección. Son muchos los retos a los que se va a enfrentar ese bachiller. Su hijo empezara toda una carrera….. de obstáculos…!

En esta ocasión mi objetivo es que usted haga un ejercicio de aproximación a su futuro con la visualización de aquellas cosas que no son tan evidentes.

¿Qué carrera estudiar?, ¿Cómo manejar esa mesada de estudiante?, ¿Cómo manejar el estrés?, ¿Cómo conseguir la tan añorada autodisciplina?, ¿libertad?, ¿primeros parciales?, los compañeros “pesadilla” etc.

Pocas son las instituciones que pueden o tienen programas para preparar a los muchachos de 11 para la entrada a la universidad. No hablo exactamente del pre-icfes, sino de todo lo que viene después. Algunas instituciones se limitan a la aplicación de pruebas preparatorias para los exámenes o a la visita improvisada de los estudiantes a dos o tres universidades para que “les hablen allá de las carreras”; charlas que en ocasiones se convierten en estrategias de mercadeo de las instituciones para “convencer” a los jóvenes de estudiar en sus “empresas de educación con ánimo de lucro”.

Otros colegios invitan a las universidades a visitar su colegio para que les hablen de que se tratan las carreras que ofrecen. Todas estas instituciones en general hablarán de sus carreras, los beneficios de bienestar universitario, sus grupos culturales, servicios de salud, campus universitarios, sus fiestas, sus zonas verdes y claro: -costos-.  Pero se prepara a los jóvenes estudiantes respecto a los gastos de su mesada? El manejo del tiempo en la “U”?, la rumba? Los ambientes pesados y los compañeros? La autonomía? El estrés de los primeros parciales?.

Nooooo!

Estos entre otros temas son casualmente factores que contribuyen a la deserción universitaria, la pérdida de dinero para los padres, acompañados de la frustración de una mala decisión que se refleja en los primeros o los últimos semestres cuando se abandona la carrera o la persona se niega a continuar o incluso a no graduarse y no cerrar el proceso.

El sacrificio y la inversión en términos de tiempo y dedicación no deben arriesgarse, Vale la pena?

Es importante preparar a nuestros hijos para vivir todos los cambios que enfrentaran en pocos meses. Algunos de estos retos serán:

 

  • Obtener una buena orientación profesional. Esta etapa trae una cantidad de nuevos cambios para él o la joven y su primera decisión será la elección de una carrera. Hoy en día los estudiantes están saliendo muy jóvenes del colegio, también muy desorientados al respecto de su futuro; esto y la –presión familiar- los hacen más inseguros(as) en su elección de carrera. Algunos terminan estudiando lo que sus padres quieren; otros lo que por tradición se ha estudiado en sus familias. Pero pocos, por temor o inseguridad, basan su decisión en lo que les gusta y para lo que tengan más aptitud. Estos dos criterios son definitivos y un buen proceso de orientación profesional consiste en la aplicación de pruebas de interés profesional y una conversación de un experto en orientación que le permita al joven y su familia más certeza en el proceso de preparación e ingreso para la Universidad. Si su colegio  no cuenta con estos servicios o no son eficientes y suficientes, no lo dude,  dos o tres encuentros con un psicólogo entrenado pueden ahorrarle unos pesitos o una deserción a media marcha por la elección de una carrera equivocada. Las elecciones de carrera deben estar relacionadas también con qué tipo de ambiente universitario es más acorde con el candidato y con los niveles de elección profesional, tecnológica o técnica y obviamente con la disponibilidad de recursos económicos de la familia, que normalmente se convierten en objetivo primario para sacar adelante a la “niña” o al “muchacho” y se hace por amor de forma incondicional.
  • El tema de la Autodisciplina. En el colegio, las agendas escolares, los cuadernos, las circulares y hasta la llamada del docente a casa cuando nuestro hijo(a) no asiste a clase; los informes de  calificaciones y de disciplina, o las reuniones de padres de familia en los que nos enteramos de sus rendimientos, rutinas, avances, problemas y hasta conocer a sus compañeros de clase y a sus padres simplemente desaparecen. La ruta ya no pasara por ellos a la portería  de su casa, el uniforme ya no tiene importancia, y esa campana o timbre que anunciaba entrar a clase después del descanso también dejara de sonar. Así, que la Autodisciplina entra al escenario, y se convierte en un entrenamiento laboral porque el estudiante entraá a distribuir su tiempo para entrar a clase, resolver tareas, cumplir con los trabajos de diferentes asignaturas. Si esta adaptación no se hace rápidamente los estudiantes llegaran a afectar su rendimiento académico o tendrán problemas de salud por los excesos a los que llegan por sus descuidos de alimentación, stress, trasnocho etc. Como la juventud y la edad dan para todo, también llegan a sentirse “superhombres” al interior del hogar y bueno
  • El salario de estudiante “mesada”. Los jóvenes tendrán que “aprender” a manejar un presupuesto, porque a su entrada a la U tendrná que distribuir adecuadamente una mesada para guías de estudio, libros, materiales para sus proyectos, gastos de alimentación, minutos de celular, internet etc. Deberá “hacerlos alcanzar” Deben aprender a calcular y a cubrir con esa mesada todos estos gastos. Sera útil para ellos aprovechar ciertos descuentos, compartir fotocopias con sus compañeros, sacar libros de la biblioteca o conseguirlos de –segunda- con sus compañeros de semestres más adelantados por ejemplo. Es importante hacer conciencia de que el “studiante universitario se convierte en un grupo de interés de mercados para ciertos productos que son ofrecidos en avalancha en las sedes universitarias por convenios “especiales” pero que en realidad son una forma de mercadeo que intenta desplazar el destino de los recursos hacia objetivos comerciales.
  • Una de las consultas que con más frecuencia tengo de los estudiantes universitarios, consiste  en lo relacionado con “acomodarse a los compañeros”. Nuestros hijos tendrán compañeros de tipologías amplias: “el nerds” que es obsesionado por estudiar a -toda hora- y del cual necesita; “el recostado” que es buena gente pero a la hora de trabajar da problemas y no cumple, “el vago” que propone todo tipo de planes para –capar clase-, “el complicado” que invade de temor y stress al grupo y que todo lo hace más difícil, “la buscanovios”, “el rumbero”, “el juicioso”, “el quedado”, “el que hace quedar mal a todo el grupo”,  bueno, un universo para escoger… Encontrara ambientes sanos y ambientes pesados… tendrá que hacer elecciones…!  En estos aspectos tendrá que luchar contra su propia timidez, su nerviosismo, desarrollar habilidades para hablar y defenderse en público, y en otros escenarios aprender a responder a comentarios y burlas, o simplemente aprender a que estos le “resbalen”, a trabajar en grupo, en fin. 
  • Los primeros parciales. Sin duda se convierten en una preocupación. Lo más probable es que no siempre obtenga las mejores calificaciones a pesar de su esfuerzo y dedicación. Al fin y al cabo ha tenido que adaptarse a muchos cambios… y solo(a)!. Las bajas calificaciones se convierten en ocasiones en un factor de deserción y en otros casos deberán entender que es una señal que indica que se requiere mayor dedicación en lo académico acompañados de  trabajar para lograr una mejor comunicación verbal y escrita para sus evaluaciones. A esto se adiciona la intencionalidad de las instituciones de hacer del primer semestre el filtro para alcanzar la capacidad física real de incorporación de la institución.
  • El uso de la libertad. El ingreso a la universidad abre un mundo social diferente, en algunos casos, no en la mayoría;  la vida social y la rumba comienzan a afectar los resultados académicos o a la familia, es importante darse cuenta a tiempo y no esperar al final del proceso cuando ya las posibilidades de recuperar el semestre son escasas, se pierde el cupo en la universidad o se deserta por bajo rendimiento. A pesar de la normativa, nuestras instituciones educativas están rodeadas de sitios de entretenimiento y de consumo de alcohol con objetivos claramente dirigidos a la población estudiantil y los jueves y viernes por la tarde en las afueras del centro educativo los eventos suceden de otra manera. Se debe trabajar sobre el ambiente en cual se fortalecen las relaciones.
  • Expectativas. En ocasiones y especialmente durante los primeros semestres los contenidos de las carreras son teóricos y corresponden a los niveles básicos. Pueden resultar aburridos lo cual es normal casi en todas las carreras. Por ello es importante leer, conocer y asumir que habrá un ciclo básico- teórico al realizar mi elección. Y que más adelante vendrá lo práctico y lo esperado de acuerdo a las expectativas. Siempre hay que prepararnos desde lo teórico a lo práctico en ese orden aunque algunas profesiones han empezado a incluir lo práctico tempranamente y las carreras técnicas casi desde su inicio.
  • Y por ultimo: -evitar quemarse-.  Quemarse es un riesgo en los primeros semestres ya que el nivel de exigencia puede generar estrés y ansiedad. Algunos jóvenes se sobrecargan cuando se ven obligados a jornadas extensas, cargas adicionales de trabajo – especialmente quienes estudian y trabajan al mismo tiempo-, el abrume de la vida social, o el abuso de bebidas energizantes o la justificación para su uso, medicamentos e incluso drogas de abuso; factores que debemos estar atentos a contrarrestar con un adecuado uso del tiempo, una adecuada alimentación, y el cuidado de la salud física y mental.

Estos, entre otros son aspectos importantes de preparación a la entrada de la Universidad. Finalmente: ¿Quién dijo que entrar a la Universidad era fácil? Créanme ,entrar a la Universidad es tan difícil como salir de ella… al mundo laboral!

Por: Katiuska Vera

Orientación Profesional

Psicóloga Individual, Pareja, Familia

Consultas Tel: 4821227